Están divididos en de acuerdo a su intensidad de tensión (pueden ser monofásicos o trifásicos) y el control de tensión, es un elemento básico en la regulación de tensiones alternas con intensidad constante. Existen variadores de regulación manual y de regulación motorizada

 

Un regulador de voltaje, regulador, atenuador o es un dispositivo electrónico que nos permite regular el nivel de luz de un foco o de varios a la vez.

 

Estos tipos de variadores tienen aplicaciones: Luminotecnia, equipos de rigidez eléctrica, regulación de temperatura en cargas resistivas, regulación a distancia mediante equipos motorizados, estabilizador de tensión, regulación de otros transformadores fijos.

Variador de voltaje sus características:

 

Protege sobreintensidades

 

Control de la velocidad permitiendo un mejor control de energía

 

Actúa en caso de perturbaciones de voltaje, caídas, sobretensiones, sobre todo que no lleguen al motor.

 

Los usos más comunes son: para el control en los ventiladores las bombas y los compresores.

 

Son utilizados para reducir costos eléctricos, el consumo e la energía: si tenemos algún sistema en el que no necesita funcionar a toda velocidad reducimos el gasto de energía mediante el variador. Permite adaptarse la velocidad del sistema del motor al rendimiento.

 

Incrementar la producción a través de un control más preciso. Al trabajar el motor a una velocidad más eficaz, menos errores pasaran, lo que reportara mayores ingresos. En las correas son eliminadas las sacudidas del arranque.

 

Alargar la vida del equipo y reducir costo de mantenimiento. El equipo perdurara más tiempo debido al mantenimiento que se realiza cuando el equipo es controlado por variadores. Debido al control que se lleva en el voltaje del motor, teniendo una excelente protección en los motores de bajos voltajes, sobrecargas etc.

 

Mejora niveles de ruidos en bombas y ventiladores.

 

Reduce el estrés mecánico en las maquinas alargando la vida útil.

 

Es un ahorrador de energía

 

Existen variadores monofásicos 220V, trifásico 220 V, trifásica 380 V.

 

Debemos que tener claro el tipo de voltaje con que contamos en la instalación y el tipo de motor al que vamos a conectarlo, ya que a partir del tipo de estos determinaremos cual es el tipo de variador es el adecuado para nuestra instalación.

 

Variador de voltaje para el hogar.

 

La función de los variadores de voltaje, nos ayudan a regular la intensidad y tener un espacio con la intensidad de luz deseada, así mismo las lámparas controladas con el regulador tienen mayor durabilidad porque no están trabajando al cien por ciento todo el tiempo.

 

Utilizar en un proyecto un regulador de voltaje es una opción que ayuda a la reducción de consumo eléctrico y el consumo eficaz de energía.

 

La luz que ilumina un espacio puede repercutir en nuestro estado de ánimo el dimmer o regulador de voltaje es el instrumento con el cual un nivel de bienestar y comodidad en el espacio ya que con este sistema podemos controlar los niveles de luz e intensidad ajustándola la iluminación de ese momento.

 

El voltaje tiene diferentes formas de llamarse como lo son diferencia de potencial o diferencia de tensión, es la desigualdad que hay entre dos puntos en la potencia eléctrica, el potencial eléctrico. El potencial eléctrico es la acción realizada para poder trasladar una carga positiva del sistema de un lugar a otro. Es el volumen físico mediante el cual podemos contar la diferencia de potencial entre dos puntos el cual se mide con un voltímetro.

 

Variador de voltaje para el hogar

 

Dimmer para lámparas incandescentes: es el utilizado en el voltaje de 230V, pero están por desaparecer.

 

Dimmer para lámparas halógenas: Reducen el voltaje para darle variar a la intensidad de la luz ya sea mayor o menor según se desee en ese momento tenemos dos tipos una es a 230V y una tensión en el intervalo de 10 a 24 V

 

Variador de voltaje para el hogar

 

Dimmer para lámparas fluorescentes: Las lámparas fluorescentes comunes no pueden regularse las de tipo CFL si cuentan con una etiqueta de regulable si se puede regular con un variador.

 

Dimmer para luces LED: Las luces LED son sensibles a las variaciones de voltaje y a la intensidad de corriente, por esto conseguimos con el variador modular la intensidad sin afectar. Las luces LED reducen el consumo de luz a comparación de las tradicionales bombillas eléctricas, es la opción más actual y por lo mismo la más recomendable. En esta opción de sistema si no tenemos focos LED en nuestra instalación lo recomendable seria cambiar los ya instalados por luces LED.

 

Teniendo claro el tipo de lampara elegiremos podemos seleccionar el más adecuado a nuestras necesidades.

 

Dimmer con selector: Tienen una rueda que cuando la giramos regula la intensidad de luz. Es el más recomendado para instalaciones nuevas.

 

Dimmer controlable mediante pulsador: para realizar en encendido, apagado y la regulación del nivel de la luz, pero mediante un pulsador que va externo al dimmer.